motoresdesegundamano.eu

Cuando por desgracia se nos rompe el motor de nuestro coche debemos saber que tenemos otra opción que no sea la de comprar un motor nuevo, ya que de esta manera esteremos gastando una cantidad indecente de dinero y lo mismo ni merece la pena porque nuestro coche es ya viejo. Pues bien en el mercado hoy en día podemos encontrar muchas más posibilidades ya que con la llegada de  la segunda mano se nos abren puertas que nos ayudan a no gastar mucho si no es necesario. Pues bien los motores de segundamano son una opción muy acertada si lo que buscamos es darle una segunda vida a nuestro coche, ya que nos sacan del apuro y no gastamos mucho dinero, pero antes sería interesante saber qué clase de comprobación reciben antes de ponerlos a la venta. Ya en otros artículos he explicado que cuando el coche está listo para ir al desguace la propia empresa lo recoge con su grúa y lo deposita en su taller dando de baja al vehículo ellos mismos en la Dirección General de Tráfico.

Pues bien hechos todos los papeleos oportunos el coche entra en el despiece donde verifican que el coche está preparado para su posterior contaminación es aquí donde se separan los líquidos y materiales que pudieran ser contaminantes y después el coche se despieza, ya en segundo lugar comprueban si el bloque del motor presenta alguna rotura, al desmontarlo se efectúa una revisión para verificar que el bloque del motor y la culata no hayan recibido ningún golpe. Seguidamente pasan a la revisión de la comprensión del motor de manera que se sepa el kilometraje que tiene y el estado en el que se encuentra, este tipo de piezas debe ser revisadas muy minuciosamente por profesionales de manera que el motor cumpla con todos los requisitos para después ser puesto a la venta, ningún desguace va a poner en peligro su prestigio poniendo a la venta motores que se encuentren en mal estado. Es por eso que debemos saber muy bien a donde nos dirigimos cuando vamos a realizar la compra de un motor de segunda mano ya que si no queremos que nos den gato por liebre tendremos que poner nuestros cinco sentidos de manera que podamos encontrar un motor en las mejores condiciones de uso pudiendo así darle otra oportunidad a nuestro viejo coche.